La paz de Dios

12 de octubre del 2016

Filipenses 4:7—“Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.

Nota 1 referente a paz de Dios: “El resultado de practicar la comunión con Dios en oración es que nosotros disfrutamos la paz de Dios. La paz de Dios es en realidad Dios como paz (v. 9) infundido en nosotros mediante nuestra comunión con Él por medio de la oración, como lo que contrarresta los problemas y como el antídoto para los afanes (Jn. 16:33)”.

La referencia paralela “a” referente a paz de Dios nos lleva a los siguientes versículos que se relaciona con estas palabras:

Leer más

La renovación de vuestra mente

5 de octubre del 2016

Romanos 12:2—“No os amoldéis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestra mente, para que comprobéis cuál sea la voluntad de Dios: lo bueno, lo agradable y lo perfecto”.

Nota 4 referente a renovación de vuestra mente: “Después de presentar nuestro cuerpo, necesitamos que nuestra mente sea renovada. La renovación de nuestra mente, la cual resulta de poner la mente en el espíritu (8:6), es la base para la transformación de nuestra alma. Nuestra mente es la parte principal de nuestra alma, y mientras es renovada, nuestra voluntad y emoción automáticamente la seguirán para ser renovadas también. Ser renovados significa que un elemento nuevo es forjado en nuestro ser. Esto produce una transformación metabólica interior que nos hace aptos para la edificación del Cuerpo de Cristo, la cual es la práctica de la vida de la iglesia. El ser vencedores y todas las virtudes, que vemos en los caps. 12—16, también son resultados de esta transformación”.

La referencia paralela “d” referente a renovación de vuestra mente nos lleva a dos versículos que se relacionan con estas palabras:

Leer más

Nuestro remedio espiritual: El Espíritu como la dosis todo-inclusiva

3 de octubre del 2016

De alguna manera logró contagiarse de ese resfriado tan desagradable que anda por ahí. Estornudos, dolor de cabeza, congestión y fiebre, se siente terrible. Intentando sentirse mejor, se arrastra hasta la tienda para comprar uno de esos medicamentos que trata los diferentes síntomas. Después de tomar la primera dosis, comienza a sentirse mejor.

A nadie le gusta enfermarse. Pero, ¿alguna vez se ha sentido espiritualmente “enfermo”? Tiene el deseo de expresar a Cristo a las personas, pero le cuesta trabajo. Trata de ser paciente con alguien, pero al final explota. Usted “padece” de la falta de paciencia, bondad o de humildad.

Le pide al Señor que le dé más amor, más bondad o que le ayude a ser paciente. ¿Alguna vez ha deseado tener una dosis que le sirva para diferentes síntomas y que le ayude con los muchos problemas de su vida cristiana?

¡Bueno, la Biblia tiene buenas noticias, ahora la puede tener!

Leer más

Bueno o malo versus la vida interior

28 de septiembre del 2016

“La vida cristiana no nos exige que determinemos si lo que vamos a hacer es bueno o malo. Antes bien, se trata de que en cualquier cosa que vayamos a emprender, estemos atentos a la vida divina que está en nosotros, la cual reacciona y nos habla interiormente. Si nos sentimos tranquilos en nuestro interior, si sentimos que la vida de Dios está fluyendo internamente, si nos sentimos firmes interiormente y percibimos la unción, entonces sabemos que tenemos la aprobación de la vida divina”.

Del libro Elementos básicos de la vida cristiana tomo 3 por Witness Lee y Watchman Nee (ed. de la distribución masiva, págs. 10-11). Bibles for America ofrece gratuitamente este libro. Usted puede solicitar su ejemplar gratuito en nuestra página de pedidos. También puede descargar un ejemplar gratuito en español en formato PDF aquí.

Leer más

El Hijo del Hombre

21 de septiembre del 2016

Mateo 26:64—“Jesús le dijo:Tú lo has dicho; pero además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del Poder, y viniendo en las nubes del cielo”.

Nota 1 referente a Hijo del Hombre: “El sumo sacerdote preguntó al Señor si Él era el Hijo de Dios, pero Él contestó haciendo referencia al “Hijo del Hombre”. Cuando El fue tentado por el diablo, le contestó de la misma manera (4:4 y la nota 2). El Señor era el Hijo del Hombre en la tierra antes de Su crucifixión, ha sido el Hijo del Hombre en los cielos a la diestra de Dios desde Su resurrección (Hch.7:56), y será el Hijo del Hombre cuando venga en las nubes. Para llevar a cabo el propósito de Dios y establecer el reino de los cielos, el Señor tenía que ser un hombre. Sin el hombre, el propósito de Dios no podía realizarse en la tierra, ni podría ser constituido el reino de los cielos en la tierra”.

La referencia paralela “b” referente a Hijo de Hombre nos lleva a dos versículos que se relacionan con estas palabras:

Leer más

¡Soy salvo! ¿Y ahora qué?

19 de septiembre del 2016

Si alguna vez ha tenido esta pregunta, usted no ha sido el único. Muchos de nosotros no sabíamos qué ocurría después de recibir al Señor Jesucristo como nuestro Salvador.

Ciertamente apreciamos los pasos extraordinarios que Dios tomó para redimirnos e impartir Su vida eterna en nosotros a fin de que pudiéramos nacer de nuevo. Sin embargo, creer en el Señor Jesús es sólo el principio de nuestra vida cristiana. ¡Hay mucho más por venir! Veamos algunas de las cosas que suceden después de haber creído en el Señor.

Leer más

Creado a la imagen de Dios

14 de septiembre del 2016

“¿Cómo creó Dios al hombre? Él lo creó a Su propia imagen. Dios quería un hombre que fuera como Él mismo. Entonces, es evidente que la posición que el hombre ocupa en la obra creadora de Dios es absolutamente única, pues entre todas las criaturas de Dios, sólo el hombre fue creado a la imagen de Dios. El hombre en el cual Dios había fijado Su corazón era completamente diferente de todos los demás seres creados; él era un hombre a Su propia imagen”.

Leer más

La plena salvación

7 de septiembre del 2016

Romanos 1:4—“Que fue designado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos, Jesucristo nuestro Señor”.

Note 2 referente a Hijo de Dios dice: “Este libro nos dice que la plena salvación de Dios es hacer de pecadores (3:23), quienes son Sus propios enemigos (5:10), hijos de Dios (8:14). Cristo, quien se había hecho carne para ser linaje de David, fue designado por Dios como Su Hijo mediante la resurrección, para que Su Hijo, quien es la mezcla de lo divino y lo humano, fuera la base y el modelo para hacer de los pecadores Sus muchos hijos. Es en la resurrección de Su Hijo, en el Hijo resucitado, que Dios está produciendo muchos hijos (1 P. 1:3) como los muchos hermanos del Primogénito, quien fue resucitado de entre los muertos (8:29), y como los miembros de Su Primogénito para que constituyan el Cuerpo de Su Primogénito (12:5), el cual es Su plenitud (Ef.1:23), Su expresión corporativa”.

Leer más

Cómo pasar tiempo con Jesús en la mañana

5 de septiembre del 2016

En una entrada anterior hablamos acerca de la importancia de establecer el hábito de pasar tiempo con Jesús en la mañana. Este hábito maravilloso es crucial para crecer en nuestra relación con Cristo.

Es posible que se dé cuenta de los beneficios que produce este tipo de hábito y por lo tanto, desea que sea parte de su vida, pero no está seguro de cómo pasar ese tiempo. ¿De qué manera debemos pasar tiempo con Jesús? ¿Qué debemos hacer en nuestro tiempo con Él en las mañanas?

A través de los siglos, creyentes que han amado al Señor y buscado conocerle más han descubierto muchas maneras disfrutables y beneficiosas de pasar tiempo con Él en las mañanas. Más adelante veremos algunos de estos descubrimientos. Pero antes, refresquemos rápidamente nuestra memoria de lo que implica tener este tiempo con Jesús por la mañana.

Leer más

La necesidad más prevaleciente entre los cristianos hoy

31 de agosto del 2016

“La necesidad más prevaleciente entre los cristianos hoy es pasar cierta cantidad de tiempo cada día leyendo y orando en la presencia del Señor”.

Leer más

¡Suscríbase a nuestro blog!


Solicítelos hoy mismo