¿Qué significa ser bendecidos por Dios?

11 de julio del 2016

Todos alguna vez hemos escuchado a alguien decir: “Dios me ha bendecido” y usualmente lo relacionamos con el éxito, la salud, las riquezas o un trabajo. Hasta los atletas lo dicen después de haber ganado un gran partido. Todos deseamos estar bajo la bendición de Dios.

El entendimiento más común de lo que significa ser bendecidos por Dios es que recibimos cosas buenas de Él. En este sentido, podemos decir que la bendición de Dios es para todos, tanto como para creyentes como para los que no lo son. Mateo 5:45 dice que el Padre que está en los cielos hace salir Su sol sobre malos y buenos, y hace llover sobre justos e injustos.

Leer más

Crecer para salvación

6 de julio del 2016

1 Pedro 2:2—“Desead, como niños recién nacidos, la leche de la palabra dada sin engaño, para que por ella crezcáis para salvación.

Nota 5 referente a para salvación: “Crecer en vida resulta en nuestra salvación. Esta salvación es el resultado del crecimiento en vida y no es la salvación inicial. La plena y completa salvación de Dios abarca un período muy largo: desde la regeneración, que incluye la justificación, hasta la glorificación (Ro. 8:30). En la regeneración recibimos la salvación inicial (véase la nota 55 del cap. 1). Luego, necesitamos crecer hasta llegar a la salvación plena, la madurez que lleva a la glorificación, al alimentarnos de Cristo como la leche nutritiva de la palabra de Dios. Ésta será la salvación de nuestra alma, la cual nos será revelada cuando el Señor sea manifestado (1:5 y la nota 5; 1:9-10, 13)”

Leer más

La vida y el poder del Cristo resucitado

29 de junio del 2016

“El Cristo resucitado es ilimitado. Aplíquelo a la situación. Él nunca podrá ser agotado. Por el poder del Cristo resucitado, usted puede seguir los pasos del Jesús encarnado. Con la vida del Cristo resucitado, puede vivir la vida del Jesús limitado”.

Del libro El Cristo todo-inclusivo por Witness Lee (ed. de la distribución masiva, pág. 55). Bibles for America ofrece gratuitamente este libro. Usted puede solicitar su ejemplar gratuito en nuestra página de pedidos. También puede descargar un ejemplar gratuito en formato PDF aquí.

Leer más

La mejor hora del día para pasar tiempo con el Señor Jesús

27 de junio del 2016

Panorama 1: suena el despertado, se levanta de la cama y comienza a alistarse, ansioso sobre lo que sucederá durante el día. Mientras desayuna apresuradamente, revisa las noticias, textos y correos electrónicos. finalmente, se acerca la hora de partir, pero lo hace preocupado pensando en su lista de cosas por hacer.

Panorama 2: suena el despertador y comienza su día diciendo: “Señor Jesús te amo”. Se levanta y dedica un tiempo para hablarle al Señor en oración y leer Su Palabra. Se siente refrescado por Él y nutrido por Su Palabra, se siente fortalecido y suplido para enfrentar los desafíos del día. Desayuna y se marcha.

Tal vez todos preferiríamos el segundo panorama. Nuestra vida espiritual se beneficiaría grandemente y quizás hasta cambiaría dramáticamente si desarrollásemos el hábito de comenzar nuestro día con el Señor. No obstante, establecer un hábito va más allá que el hecho de tener una inspiración momentánea, y ver las razones por las cuales vale la pena establecer un hábito nos pueden ayudar. Miremos tres de las razones.

Leer más

La fidelidad y justicia de Dios

22 de junio del 2016

1 Juan 1:9—“Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados, y limpiarnos de toda injusticia”.

Nota 2 referente a fiel y justo: “Dios es fiel a Su palabra (v. 10) y justo con relación a la sangre deJesús Su Hijo (v. 7). Su palabra es la palabra de la verdad de Su evangelio (Ef. 1:13), la cual nos dice que El nos perdonará los pecados por causa de Cristo (Hch. 10:43); y la sangre de Cristo ha satisfecho Sus requisitos justos para que Él pueda perdonar nuestros pecados (Mt. 26:28). Si confesamos nuestros pecados, Dios, conforme a Su palabra y con base en la redención efectuada mediante la sangre de Jesús, nos perdona porque Él tiene que ser fiel a Su palabra y justo con relación a la sangre de Jesús; de otro modo, Él sería infiel e injusto. Debemos confesar los pecados para que Él nos pueda perdonar. Tal perdón, cuyo fin es restaurar nuestra comunión con Dios, es condicional, pues depende de nuestra confesión".

Leer más

El sentir que el Señor nos da

15 de junio del 2016

“La vida divina no actúa basándose en normas externas de lo que es bueno o malo. Debemos tomar nuestras decisiones basándonos en el sentir de vida o muerte que tengamos. Debemos prestar atención a si la vida divina dentro de nosotros aumenta o disminuye. Ningún cristiano debe hacer algo simplemente porque sea bueno y correcto. Debemos consultar con el Señor, quien mora en nosotros. ¿Cuál es el sentir que Él nos da? ¿Nos sentimos gozosos interiormente al hacer aquello? ¿Tenemos el gozo y la paz que provienen del Espíritu? Esto es lo que ha de determinar el rumbo que hemos de seguir en nuestra senda espiritual”.

Leer más

Una pregunta acerca del pecado imperdonable

13 de junio del 2016

Recibimos el siguiente comentario y pregunta de uno de nuestros lectores que leyó esta entrada: “¿Puede usted perder la salvación?”:

_ “Me alegro mucho de haber encontrado este artículo. Se que las decisiones que Dios toma no se pueden cambiar y que Él nos sostiene en Sus manos. No obstante, todavía me siento inseguro respecto a mi salvación. Por favor, pueden contestar las siguientes preguntas: ¿No aceptar a Jesús como nuestro Salvador puede ser considerado como un pecado imperdonable? ¿Puede un cristiano cometer el pecado imperdonable del que se habla en Marcos 3:28-29?”_

Pensamos que nuestra respuesta sería de gran ayuda para otros que tienen las mismas preguntas de modo que decidimos publicarla en nuestro blog.

Leer más

Dos aspectos de la muerte de Cristo

8 de junio del 2016

Juan 19:34—“Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua”.

Nota 1 referente a sangre y agua: “Dos substancias salieron del costado abierto del Señor: sangre y agua. La sangre efectúa la redención y así quita los pecados (1:29; He. 9:22) para comprar la iglesia (Hch. 20:28).El agua imparte vida y así acaba con la muerte (12:24; 3:14-15) para producir la iglesia (Ef. 5:29-30). La muerte del Señor, por un lado, quita nuestros pecados, y por otro, nos imparte vida. Por lo tanto, tiene dos aspectos: el aspecto redentor y el aspecto de impartir vida. La redención tiene como fin impartir vida…” [Para leer el resto de esta nota maravillosa le pedimos que acuda a su copia dura del Nuevo Testamento Versión Recobro]”.

Leer más

Creado para contener a Dios

1 de junio del 2016

“El hombre no fue creado meramente para recibir comida en su estómago n para acumular conocimiento en su mente, sino para contener a Dios en su espíritu (Ef. 5:18)”.

Del libro Elementos básicos de la vida cristiana tomo 1 por Witness Lee y Watchman Nee (ed. de la distribución masiva, pág. 7). Bibles for America ofrece gratuitamente este libro. Puede solicitar su ejemplar gratuito en nuestra página de pedidos. También puede descargar un ejemplar gratuito en español en formato PDF aquí.

Leer más

Perdido y hallado

30 de mayo del 2016

¿Cómo es que llegué a esta condición? El joven consideró el largo recorrido de su vida. Estaba sin dinero, sin hogar, inmundo y hambriento. Sería difícil pensar que este muchacho vivió antes bajo el cuidado amoroso de un padre adinerado.

Pero abandonó su hogar, cortó el vínculo familiar que lo unía a su padre, desperdició su herencia en una vida llena de pecado y acabó en una condición lamentable. De repente, volviendo en sí, un sentimiento profundo brotó en él: tengo que regresar a mi padre. Pero estaba tan avergonzado por todo lo que había hecho. Él se preguntaba si su padre querría aceptarlo nuevamente como su hijo. En su desesperación decidió regresar a casa y pensó pedirle a su padre que lo reciba como uno de sus jornaleros.

No se daba cuenta de la profundidad del amor que su padre le tenía y mucho menos se imaginaba que su padre anhelaba verlo, esperando y velando por el día en que regresaría. Mientras que el joven regresaba a su hogar, aun cuando estaba lejos su padre lo reconoció, y corrió, lo abrazó y lo besó afectuosamente.

Sucio y andrajoso, el joven arrepentido confesó a su padre su vida pecaminosa diciéndole...

Leer más

¡Suscríbase a nuestro blog!


Solicítelos hoy mismo